7 Frases que los padres deben decirle a sus hijos

7 Frases que los padres deben decirle a sus hijos

    No quiere decir que debas repetir literalmente cada una de estas 7 frases cada día, no. Úsalas y adáptalas a la situación. Aún más importante que eso, no te conformes con decirlas, demuéstrale con actos a tus hijos que en realidad es así. En educa20.es estamos seguros que esto hará que tus hijos sean más felices, y lo sabemos porque nosotros ya lo ponemos en práctica.

1. “Creo en ti“

Una mujer nos compartió su curiosa historia relacionada a este tema: ella le dijo ”creo en ti“ a su hijo de tres años y sus palabras vinieron de vuelta a ella como un búmeran.

Un día luego de haber buscado las llaves de su casa durante al menos una hora, ella se tendió triste y desesperada en el sofá, de repente sintiío que algo la agarraba del pantalón: “Mami, yo sé que tu puedes encontrar tus llaves, creo en ti”. 
Fue como si esas palabras le hubieran dado nuevo aliento, bastó con mover un poco una e las cómodas de la sala de estar y allí estaban las dichosas llaves.

En realidad la frase ”Creo en ti“ SÍ tiene el poder de motivar a quien la escucha.

2. ”Nunca te rindas“

Esta frase es muy útil para alentar y cambiar la actitud del niño si se pronuncia con un tono alegrey un poco juguetón. Debes tener en mente que tu objetivo es darle un empujoncito al niño para que encuentre la salida de la situación que lo atribula.

Como ejemplo podemos citar el caso de la misma dama del punto anterior y su hijo de tres años. Cuando armaban juntos un rompecabezas el pequeño intentaba hacer coincidir una pieza en el lugar que no le correspondía, diciendo “¡Nunca te rindas, nunca te rindas!”

Su mamá lo corrigió: “Es verdad, no debes rendirte, pero es posible que estés haciendo algo mal, en ese caso lo mejor es detenerse y pensar, desarrollar una estrategia. Si nada cambia a pesar de tus esfuerzos debes buscar otra salida, inventar otra estrategia hasta que puedas lograr lo que quieres“.

Hay que explicarle al niño que es tan importante no rendirse como estar abierto a nuevas soluciones.

3. ”De los errores se aprende”.

Tu hijo debe entender que encontrar dificultades y cometer errores es algo normal.Intenta enseñarle a no perder la moral al encontrar obstáculos en su camino. Es muy importante recordárselo no sólo en los momentos de angústia, sino antes de eventos que demanden su responsabilidad, y decisiones importantes en su vida. Cualquier experiencia enriquece.

4. “Todos los profesionales fueron también un estudiante/aprendíz como tú ahora”

Es muy importante recordarle a los hijos de vez en cuando que cada persona que sobresale en un campo u otro no se encontraba en esa posición al iniciar su camino.

Permite que tus hijos crezcan sabiendo que cometer errores es algo normal, que perder es algo inevitable en algunos momentos, que luchar es algo necesario, y que lo anormal sería pensar que los errores, las angustias y las dificultades duran para siempre. El niño debe entender que todas esas cosas son sólo un puente para alcanzar su objetivo, realizarse como persona y sobresalir si así lo desea.

Hazle saber a tu hijo que la paciencia, la perseverancia y el esfuerzo son más importantes que la perfección en sí misma. Y que la perfección es diferente para todos.

5. “La derrota no es una elección“

Habla con tu hijo acerca de lo que esa frase significa. Explícale que debe afrontar cada una de las experiencias de su vida como una lección, y que eso hace que la derrota no sea sino un escalón en su desarrollo y una herramienta para idear nuevas estrategias. La derrota no se elige, se aprovecha.

Lo que si es una elección es aprender a crecer, y dejar atrás los malos momentos, ser perseverante y creer en sí mismo.

6. ”Aprende de cada moretón y de cada caída“

Cada vez que tu hijo haga algo de forma incorrecta, o se vea en una situación desagradable pregúntale qué aprendió de eso. Habla con él al respecto, explícale que todos aprendemos de nuestros errores, raspaduras, golpes y vergüenzas.

Enséñale a sacar conclusiones de cada situación.

7. “Estás en un lugar seguro, rodeado de amor y cuidado”

¿Puedes recordar un momento de tu infancia en el que te hayas sentido seguro, hayas experimentado el amor y el cuidado hacia tu persona? Esos momentos de tranquilidad, calor y armonía que estarán en tu mente para siempre.

Es importantísimo que tu hijo crezca rodeado de amor y cuidado para que sienta seguro. Eso tiene una influencia positiva en su autoestima, y le ayuda a ser más fuerte y más valiente. 

Cada noche cuando lleves a tu pequeño tesoro a dormir, díle ”Estás seguro aquí, te amamos y nos preocupamos por tí“. Pronuncia esas palabras con ternura y tranquilidad para que se queden grabadas en su mente y hagan eco aún en su vida adulta, para que emerjan en momentos de estrés y dificultades.

Fuente: cluber
Traducción y adaptación: Genial.guru
Imagen de portada: modevarlden

Comments